sábado, 21 de julio de 2012

La nube y el ocio, articulo de opinión: Segunda parte


Primera parte


La Música:

Quizás aquí si que se nota el modelo obsoleto de la comercialización física, pues es donde mas han acusado los métodos modernos de la industria, y sobre todo el libre intercambio entre los usuarios, existen muchos modelos de comercialización musical digital, tales como spootify o iTunes, por citar un par de ellos, y una clara recesión de el precio físico rondando los 12€ de media.
Han bajado mucho de precio si, pero no podemos olvidar como en épocas de bonanza venían cobrando 20€ de media por un  LP con unos costes de fabricación netos de 60 céntimos y una cantidad ridícula la otorgada al artista por unidad vendida que rondaba los 25-60 céntimos dependiendo de si estaban en promoción de su disco o no. Un negocio redondo.





En lugar de modernizar su forma de negocio, adaptar sus precios, y unirse en ofrecer verdaderas alternativas desde un principio se han dedicado a perseguir al usuario sin descanso, insultándole en el mejor de los casos, denunciándolo en otros, acosandole casi siempre.

Frente a una situación ideal:

Compramos por 12€ un LP en el que se ha usado su capacidad al máximo llenando sus 80 minutos de contenido de calidad, ya sea ofreciendo las versiones acústicas o instrumentales, remixes o "bonus tracks" de otros álbumes, a veces pese a comprar álbumes con una duración por debajo de los 50 minutos vemos como se ha sido consecuente y nos han cobrado menos de 10€.
Dentro de su caja el código para canje o reventa del contenido digital de el compacto integro para ser recuperado y descargado tantas veces deseemos, al fin al cabo ya hemos pagado, por lo tanto es normal que nos lo pongan mas fácil que a quien nunca lo hará, y sobre todo nuestra pegatina con el gracias habitual y el nombre del LP y el grupo para mostrar que apoyas a la industria.





Nos encontramos en realidad con esto:

La realidad difiere bastante poco de lo ideal salvo en unos matices, se venden L.Ps con duraciones cercanas a los E.Ps al mismo precio, y pese a que podemos encontrar diferentes tarifas entre un "single" un E.P y un L.P, en realidad cuesta lo mismo fabricar los tres, por lo tanto su diferencia viene de la cantidad, asi pues que menos exigirle rozar el lleno o ser consecuentes, comprar 2 canciones sueltas digitalmente no cuesta lo mismo que 4, por lo tanto que se lo hagan mirar.
Dicho esto nos encontramos que depende y mucho del artista o grupo y editor en su actitud ante el intercambio gratuito o la libre difusión de su obra, es urgente que empiecen a enfocar su modelo de negocio como la oportunidad de obtener un respaldo físico de la compra digital incluida mediante código, o la posibilidad de tener la música de su grupo favorito en soporte físico con serigrafias y motivos exclusivos a un precio muy económico, vender el soporte como "merchandising" mas que el contenido, puesto que todo aquel que quiere lo termina obteniendo de forma gratuita.





Llegados a este punto si que podemos recalcar que la practica totalidad agradece tu apoyo a una industria (muy golpeada) en la que a los buenos o a los mas comerciales siempre les puede quedar las giras de conciertos o los contratos, el "merchandising" o el reconocimiento.
El que se desvive intentando colocar 1000 maquetas aunque sean gratuitas bendice la oportunidad de ser escuchado en "youtube", "Myspace", "HHgroups" o "maquetasmusicales", y ojala sufriera de un intercambio gratuito musical de su obra para llegar a 100.000 personas
En cambio vemos como artistas con contratos millonarios garantizados echan pestes de este modelo, mordiendo la mano a un público que al fin y al cabo quiere escuchar su obra, y lo va a hacer cuando quiera.





Por lo tanto la venta de cds debe ser la venta del formato en el que se incluye un contenido que debe ser libre siempre de intercambiar, y una manera de salvaguardar una obra siempre recuperable de forma digital, es la única manera de adaptarse a estos tiempos.

Continuamos con la tercera parte, los videojuegos.